El día de hoy hablaremos acerca del aborto espontáneo, un tema delicado dentro de la maternidad. Sin importar la persona, nunca se puede estar 100% preparado para un aborto involuntario, ya que este llega de improvisto y no muestra casi señales. Acompáñanos a conocer más sobre este tipo de aborto y a saber todo referente a él.

¿Que es?

Resumiendo, el aborto espontáneo es la expulsión involuntaria del feto o embrión. Este es uno 2 los tipos principales de aborto (inducido y espontáneo), conocido también bajo los nombres de: Aborto natural, terminación involuntaria del embarazo y aborto espontáneo (Veer artículo sobre: Causas del aborto).

La acción literalmente es la expulsión del feto y/o embrión con causas fatales, por algún motivo externo a la voluntad de la mujer embarazada. Este es la principal diferencia del aborto inducido; el cual se produce por voluntad de la mujer embarazada.

Una confusión común dentro de las personas que no se encuentran informadas es pensar que, el aborto involuntario y el parto prematuro son lo mismo. El primer término será aplicado solamente a aquellas pérdidas que sucedan antes de la semana 20 ó 24, respectivamente. 

Requisitos para ser considerado aborto espontáneo

En la actualidad, la práctica del aborto ha crecido exponencialmente, llegando a ser cada vez más común. Esto ha traído controversias, pues en algunos países puede ser legal practicarse un aborto inducido, y en otros simplemente no. Por el contrario, el aborto espontáneo es legal en casi cualquier país del mundo, debido a que es una reacción involuntaria en la cual no se posee control. Debido estas razones, se debieron crear unos requisitos bastantes simples para denominar si la interrupción fue intencional o no (Ver artículo sobre: Aborto en la adolescencia).

  • Razón: Es bastante simple, depende totalmente de la razón por la cual fue expulsado el feto; una caída, reacción a un fármaco recetado, problemas genéticos, traumatismos, entre otros. Si no se comprueba una razón sin intención (por ejemplo: medicamentos abortivos o Traumatismos provocados intencionalmente), la mujer estará descubierta y expuesta a las sanciones que puedan tener el respectivo país sobre el aborto inducido.
  • Tiempo: Para que la expulsión involuntaria sea considerado un aborto espontáneo, debe suceder dentro de las semana 20 ó 24. Esto se debe principalmente al hecho de que, el feto podría sobrevivir posteriormente a dichas fechas. Si se produce la expulsión, por ejemplo en la semana 26 (superando las fechas nombradas), este sería llamado un parto prematuro, el cual puede darle posibilidades al bebé de vivir fuera del útero materno.

  • Peso: Recientemente incluído por parte de la OMS o Organización Mundial de la Salúd. Para que sea considerado aborto espontáneo, el feto deberá pesar menos de 500 g. A pesar de ello, algunos fetos han conseguido sobrevivir con pesos inferiores, pero son muy pocos.

Subtipos básicos

Como dijimos anteriormente, el aborto puede dividirse en aborto espontáneo e inducido, posteriormente puede ser denominado bajo diversos subtipos dependiendo de diversos factores. En el caso del involuntario, este se basa principalmente en su tiempo de expulsión, nombrando a aquellos que se producen antes de la semana 12 temprano. Por el contrario, si se produce posteriormente a la semana 12, pero además de sobrepasar la semana 20 o 24, será considerado tardío.

Por otro lado, existen también los abortos retenidos (aquellos que no expulsan el feto, pero este muere dentro del útero), los abortos incompletos (donde se expulsa una parte), completo (cuando se expulsa todos tejidos de gestación), entre muchos más derivados. A partir de aquí, les nombraremos los principales subtipos de aborto espontáneo que existen, además de diversas características de los mismos.

Temprano o precoz

Son todos aquellas terminaciones del embarazo involuntarias, las cuales se producen antes de la semana 12 del embarazo. Este tipo de aborto son los más comunes, pero una vez que se supera el primer trimestre, las posibilidades que se produzca un aborto involuntario bajan alrededor del 80%. Normalmente no presenta problemas físicos posteriores, ya que el feto no ha crecido lo suficiente y no representa un reto frente al proceso de expulsión. Por otro lado si suele dejar secuelas psicológicas como cualquier aborto.

Tardío

Son denominados tardíos cualquier interrupción del embarazo que se produzca posteriormente a la semana 12, pero sin superar la semana 20 0 24. Por controversial que suene, el término aborto tardío, no posee un significado médico y por ende no existe. Al hablar de la lógica, aquel embarazo que sea interrumpido de manera tardía, sería aquel que proceda posterior a la semana 41. El problema es, no existen abortos posteriores a la semana 41 o superando aquella época.

La forma correcta de llamar a estos abortos sería, “Abortos posteriores durante el embarazo”. Ya que estos suceden posteriores a la semana 12, pero antes de que culmine el embarazo (semana 20 o 24).

Aborto en evolución:

Se representan literalmente como una enorme posibilidad de sufrir un aborto, a diferencia de uno certificado y confirmado este puede ocurrir o no. Podría considerarse como una etapa en la cual, todos los síntomas del aborto aumenta enormemente y crece mucho la posibilidad que se produzca el aborto. Lamentablemente el 90% de los casos termina en la muerte del feto, siendo un proceso irreversible y que normalmente no puede detenerse (Ver artículo sobre: tipos de embarazo).

Incompleto

Ocurre cuando se produce una terminación del embarazo y se expulsa el feto o el embrión, pero solo sale una parte del tejido de gestación. Cuando esto sucede, lo más normal es que se realice un procedimiento para extraer el resto de tejidos que se encuentran dentro del útero de la mujer.

Este proceso es legal en cualquier parte del mundo, debido a que esto puede representar un riesgo para la salud de la mujer. Aunque parezca sorprendente, el 30% de los abortos son incompletos, solo que se logró expulsar más del 80% del feto y la placenta. Los restos posteriores suelen ser expulsados en la menstruación sin representar riesgos. Solo es peligroso si queda más del 50% del tejido dentro del útero.

Completo

Literalmente es aquel aborto que se produce de forma exitosa y termina soltando de manera total el tejido del feto y la placenta, saliendo del útero materno sin complicaciones. Este subtipo no suele presentar inconvenientes graves para la salud de la mujer embarazada y por ende, no necesita ningún tipo de tratamiento adicional.

Retenido

Este es un aborto problema, debido a las secuelas psicológicas que deja tras suceder. La principal característica sería que el feto se encuentra dentro útero materno pero, ha muerto anteriormente. El proceso de gestación procede con normalidad, por ello la madre no suele darse cuenta que el bebé ha muerto (Ver artículo sobre: aborto diferido).

No suelen presentarse cólicos ni sangrados, pero al momento de realizar un ultrasonido, el bebé no presenta ningún latido. Los profesionales sugieren realizar algún proceso para extraer el feto antes de llegar a la labor de parto, pues este puede infectar a la madre.

Síntomas 

Los síntomas del aborto involuntario no son esperados, ya que una mujer embarazada no espera que sucedan. El problema a diferencia de los inducidos, es que la mujer normalmente no quiere que ocurran. Siendo las hemorragia en los genitales y los dolores abdominales los principales indicios.

A pesar de ello, todas las mujeres reaccionan a un aborto de manera distinta. Por ello algunas personas no suelen presentar síntomas y por ello es difícil saber cuándo ocurrirá. La forma más común para descifrar si un aborto involuntario ha ocurrido es realizarse un ultrasonido y confirmar si la gestación sigue su camino normal.

Síntomas sin saber que estaba embarazada

Esto es algo complicado, ya que, si no sabes que estás embarazada, menos pensarás que puedes sufrir un aborto. A pesar de ello, no es imposible saber si estás padeciendo un aborto, incluso si ni quiera sabías que estabas embarazada. Por ello vamos a mostrarte unos tips, para que puedas saber si estás sufriendo un aborto sin saber que estabas embarazada.

  • Detención de la menstruación y posterior reanudación de la misma: Una forma de saber si estas embarazada o sufres un aborto es la menstruación. Si de manera repentina tu menstruación se atrasa por ejemplo 3 meses, posiblemente estés embarazada. Después de eso, si esta se reanuda por alguna razón extraña, además de aumentar en cantidad exponenciales, es muy probable que estés padeciendo un aborto sin saberlo.
  • Dolor intenso en el abdomen: Si quedan embarazadas, sentirás muy posiblemente dolores muy fuertes en la zona abdominal. Estos se intensifican mucho cuando se produce un aborto, volviéndose una forma de diagnosticar el problema.
  • Cólicos fuertes y agudos: Cuando quedan embarazadas y se empieza a producir un aborto, también es probable que empieces a sufrir cólicos más intensos.

Causas

Las causas del aborto espontáneo suelen ser mucho más variadas que aquellas del aborto inducido, principalmente por el hecho de que no somos nosotros los que decidimos como y cuando sucede. Estas van desde un estrés fuerte, el cual puede provocar fuertes contracciones uterinas, tener relaciones sexuales de manera agresiva durante el embarazo e incluso una simple caída que pueda provocar un traumatismo en el feto o embrión.

A pesar de la idea general de las personas, los abortos espontáneo son menos comunes de lo que parecen o al menos si se comparan con los inducidos. Anteriormente los abortos involuntarios eran mayores que los inducidos, representando más del 75% de los casos. En la actualidad, esto cambió radicalmente, creciendo muchos los abortos inducidos y dejando los espontáneos en un segundo plano. Debido a esto se busca la forma de conocer más acerca de ambas prácticas aumentando el conocimiento de las mismas.

Si bien las causas pueden ser variadas, un buena parte puede ser evitada si se conocen y se evitan. Por esta razón recopilamos las causas más comunes para que aprendas a evitar el aborto espontáneo.

Por estrés

Aunque no lo parezca, una de las causas principales de las terminación del embarazo involuntario es el estrés. A pesar de ello, las razones por las cuales influye tanto todavía son en su mayoría desconocidas. Los últimos avances en la tecnología y las investigaciones más recientes consiguieron dotar unos nuevos datos para conocer más sobre el tema.

En los momentos cuando hay una reacción de estrés, nuestro cerebro libera unas hormonas en específico; la hormona de la corticotropin. Cuando dicha hormona es segregada por nuestro cerebro como una especie de reacción a una situación ya sea de estrés físico o hasta el estrés emocional. Lo anteriormente descrito podría influir en el aborto ya que, el estrés causa reacciones en la placenta y el útero materna, llegando a aumentar la intensidad de las contracciones uterinas (Ver artículo sobre: Mitos sobre la sexualidad femenina).

Esto se demostró en un estudio reciente, el cual dictaba: “las mujeres que dan a luz de forma prematura o que tienen niños de bajo peso al nacer, suelen presentar con frecuencia altos niveles de CRH en la sangre”.

En contraparte, otro estudio todavía más reciente, certificado por la “Universidad de Tufts”, utilizando un grupo de científicos demostraron que, este nivel tan elevado de hormonas CRH (siglas inglesas de la hormona antes mencionada) se encuentran con mayor facilidad en las células provenientes del útero y no en la sangre. Dicho estudio fue publicado la revista “Endocrinology”.

Ventajas del conocimiento

El hecho de saber que las células que pueden producir dicha hormona se haya ubicado en el útero materno, además del hecho de conocer qué son las principales causas del aborto involuntario por estrés, es un pequeño (pero contundente) avance para conseguir una prevención de abortos que puedan ocurrir en el futuro.

Actualmente es un tema que sigue estudiando, pues los investigadores siguen buscando una solución a este tipo de aborto tan complejo. La idea más novedosa es  realizar un chequeo a una parte del tejido del útero de la mujer (la cual debe estar embarazada), con la intención de conocer y datar el riesgo, además de buscar un posible tratamiento para detener la propagación de dicha hormona, siendo la más probable una especie de supositorio ubicado en los genitales femeninos.

Finalmente, en la actualidad no existe ningún tratamiento para esto, pero si hay muchas recomendaciones, como el hecho de evitar cualquier tipo de estrés físico y emocional; con la idea de evitar la liberación de la hormona CRH.

Por relaciones sexuales

En realidad mantener relaciones sexuales normalmente no representa ningún riesgo para la salud e integridad del feto. La principal razón es que el bebé se encuentra desarrollándose al mismo tiempo que es protegido dentro del  útero materno. Los líquidos amnióticos producidos en la cavidad uterina son la principal defensa del feto. También se encuentra detrás de los músculos del útero, los cuales sirven de escudo, resaltando además de ser muy fuertes.

Por estas razones la actividad sexual que desarrolles no debería provocar ninguna reacción dañina para el bebé. A pesar de ello, si posee alguna complicación especial como un parto prematuro anterior o abortos recurrentes es recomendable que dejes la práctica. Cabe la posibilidad que el riesgo aumente en el caso de poseer problemas en la placenta.

Al final no existe ninguna razón comprobada para decir que las relaciones sexuales causan un aborto espontáneo. Finalmente las traumatismos que puedan provocarse durante estos actos son otra historia, pues alguno de estos podría dañar de forma permanente al feto o incluso terminar en aborto. Se recomienda evitar el sexo rudo y cualquier actividad sexual que pueda ser dañina para el feto.

Hipotiroidismo y aborto espontáneo

Una causa famosa dentro del embarazo involuntario son los trastornos de tiroides, especialmente el hipotiroidismo. Estos trastornos aumentan la posibilidad de llegar a padecer un aborto, parto prematuro o nacimiento de un niño con discapacidad. Los datos fueron recolectados de la SEEN (Trabajo de Déficit de Yodo y Disfunción Tiroidea de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición).

Cuando una mujer embarazada presenta hipotiroidismo o muestra algún indicio de otro trastorno de tiroides, esta entra en un grupo de riesgo. Si bien poser dichas patologías no significan que se produzca un aborto de manera segura, si aumenta bastante la posibilidad. En la actualidad aquellas mujeres con problemas de tiroides confirmados, se les aconseja realizarse un examen evaluativo y posteriormente tomar un tratamiento adecuado para su condición, antes de proseguir con el embarazo.

Tratamiento

Una vez se haya comprobado el hecho de que existe un aborto espontáneo en evolución (alta posibilidad de abortar), el médico que visites podría recomendarte principalmente que guardes reposo hasta que el síntoma principal (sangrado y dolor abdominal) paren por completo. Si bien esto no asegura que el aborto se detenga, disminuye los riesgos para el bebé y/o la madre. Cabe resaltar que, no existe ningún tratamiento ni medicamento que pueda detener o revertir un aborto en la actualidad, solo algunas prácticas que trata de prevenirlo.

Incluso no está demostrado la veracidad o eficacia que pueda tener el reposo en la mujer embarazada, pero de igual forma es el tratamiento más utilizado por especialistas en la actualidad, más que todo como una medida preventiva que como una cura. También suele pedirse peticiones de evitar cualquier esfuerzo físico y detener inmediatamente las relaciones sexuales (Ver artículo sobre: matrimonio familiar).

Los viajes a zonas no urbanizadas también son pocos recomendados, ya que estos lugares podrían dificultar el hecho de recibir atención médica de emergencia. Ahora daremos una lista de los principales tratamientos dados a mujeres que padecieron un aborto espontáneo.

Ecografía

Cuando una mujer va a urgencia porque padeció un aborto espontáneo, uno de los primeros procesos en realizarse es una ecografía. Esta será la encargada de asegurar el estado del feto o embrión. Lamentablemente, se realice o no este procedimiento el aborto espontáneo no podrá revertirse o detenerse.

También funciona como un medio de reconocimiento, para saber la cantidad de tejido de gestación que todavía se encuentra dentro del útero de la mujer embarazada. En el caso de que el tejido sea numeroso, puede procederse con otro procedimiento llamado legrado o utilizar medicamentos para la expulsión de los restos.

Control expectante

Es una observación que suele buscar alguna señal de infección, la cual dependerá principalmente por la cantidad de restos que hayan quedado tanto del feto como la placenta. Normalmente las mujeres suelen expulsar todo este tejido de manera normal junto a la menstruación, pero si por alguna razón se infecta puede ser muy riesgoso para su salud.

Si la investigación da negativo el examen de infección, podrías dejar que todo el tejido se expulse de manera natural. Este proceso puede ser realizado posteriormente a algunas semanas después que se dio por terminado el embarazo. En el caso que no se consiga expulsar el feto de manera natural, se deberá realizar alguna intervención con medicamentos o algún proceso quirúrgico (Ver artículo sobre: Mitos sobre la sexualidad masculina).

Tratamiento médico

Si el examen anterior dicto que no se completó el proceso de expulsión o deseas acelerar el mismo proceso, puedes utilizar algunos medicamentos con la intención de hacer que tu cuerpo expulse los restos de la placenta o el feto. Dicho medicamento puede tomarse tanto de manera oral o induciendolo en la vagina. Los profesionales suelen recomendar el 2do método, ya que este es más efectivo y reduce los efectos secundarios como las nauseas o las diarreas.

El efecto del fármaco suele ser bastante rápido, actuando de manera satisfactoria alrededor de 24 horas de ser ingerido. En contradicción, no todos los abortos se producen de la misma forma y por ende los procesos consiguientes reaccionan de forma distinta, solo un aproximado del 80% de las mujeres logran el cometido de dicha práctica farmacéutica.

Aborto espontáneo y Legrado

El legrado o conocido por los profesionales como: “Tratamiento quirúrgico de dilatación y legrado por aspiración”. Es una de las opciones más efectivas, entrando en la categoría de procedimiento quirúrgico menor. Dicho procedimiento se encargará de dilatar el cuello uterino, con la intención de mejorar la flexibilidad del mismo. Posteriormente procede a extraer cualquier resto que se encuentre en el útero de la madre, ya sea por aspiración o raspado.

Este procedimiento destaca mucho sobre los demás por su excesiva eficacia y un margen de complicaciones mínimo, siendo considerado el método de expulsión más seguro actualmente, el cual puede ser realizado en alrededor de 30 á 120 minutos dependiendo del tipo de legrado utilizado. A pesar de ser considerado muy seguro, una de las complicaciones que podrían suceder es, daño al tejido conjuntivo del cuello uterino o incluso perforación o laceración en la pared del útero materno (Ver artículo sobre: Causas del Embarazo en la Adolescencia).

Sin legrado

Si bien, en la mayoría de los casos, es recomendado realizar un legrado, con la intención de extraer cualquier tipo de residuo, algunas mujeres deciden no optar por este procedimiento o incluso no muestran ningún indicio de necesitarlo. Esto se debe principalmente al hecho de no se vieron afectadas por ninguna infección, además de lograr expulsar todo los restos de manera natural.

Esto ocurre de manera más frecuente de lo que parece, ya que las mujeres sueltan estos restos durante la menstruación, por lo cual en algún momento desaparecen por completo. El legrado acelera el proceso anteriormente descrito y no deja secuelas físicas o psicológicas en el paciente, siendo considerado uno de los procedimientos más seguros en la medicina. Por otro lado, cuando una mujer aborta de manera involuntaria y remueve todos los tejidos sin necesidad de una intervención farmacológica o quirúrgica es conocido como aborto sin legrado. También pueden ser denominados bajo el nombre de aborto completo; ya que expulsa de manera completo los tejidos de la gestación.

Ventajas y desventajas

A partir de aquí, dejaremos de lado la moralidad para entrar en un ámbito más científico. Buscaremos que mejoría podrías obtener en tu vida en el caso de que decidas realizar un aborto. Por otro lado, también se identificarán las posibles pérdidas que podrían presentarse ante la suspensión de un embarazo, ya sea espontáneo o inducido.

Ventajas

Disminución de la Mortalidad femenina: Aunque parezca mentira, millones de mujeres mueren tanto en labores de parto o en abortos ilegales. El hecho de que sea legalizado disminuiría la mortalidad femenina pues, un aborto legal es más seguro que terminar una labor de parto.

Sobrepoblación: En la actualidad el planeta comienza a presentar indicios de sobre población, haciendo cada vez menos espacio para nosotros. Si en vez de tener al bebé, adoptará a uno, estarías contribuyendo de manera significativa al planeta y a la sociedad humana en el futuro.

Matrimonios atados: Algunas mujeres utilizan a los hijos como un medio de atar sus matrimonios que muestran deficiencias. Por el contrario si se abortó el feto, la pareja tendría más libertad de decidir sin tomar en cuenta factores como un niño no nato.

Madres solteras: Ser una madre soltera es un mérito en sí y no representa un problema, pero seguro que no fue la idea principal de las mujeres embarazadas. Al practicarse un aborto, la cantidad de madres solteras disminuye.

Economía: La diferencia del costo del procedimiento abortivo, en comparación de tener que criar un hijo hasta la mayoría de edad, es excesivamente más barato. El proceso suele costar alrededor de los 3000$ en lugares legales (datos de EE.UU, en contra de acerca de unos 100.000$ dólares hasta la mayoría de edad.)

Desventajas

Consecuencias físicas: Si bien practicarse un aborto inducido legal es más seguro que una labor de parto, cuando hablamos del aborto espontáneo y el ilegal las cosas cambian. Algunas de las posibilidades de consecuencias físicas datan de: Esterilidad, Nacimientos de niños muertos, Trastornos menstruales, Hemorragia, Infecciones, Útero perforado, Peritonitis y la Muerte.

Trastornos emocionales: Cuando una mujer sufre un aborto normalmente le suelen quedar secuelas psicológicas. Todos reaccionan de manera distinta a un aborto, pero casi todas las mujeres embarazadas que lo pierden de manera repentina e involuntaria presentan algún trastorno emocional. Entre ellos destacan: Insomnio, Pérdida de apetito, Pérdida de peso, Nerviosismo, Vómitos, Frigidez.

Efectos psicológicos: A diferencia de los trastornos, los efectos psicológicos suelen ser más personalizados, dependiendo principalmente de la personalidad de la mujer embarazada. Los más comunes son: Culpabilidad, Impulsos suicidas, Sensación de pérdida, Sentimiento de luto, Pérdida de confianza, baja autoestima, Hostilidad, Conducta autodestructiva, Deseo de recordar la fecha de la muerte y en el peor de los casos depresión crónica.

Aborto espontáneo vs provocado

Los 2 tipos de abortos son muy diferentes entre, poseyendo una característica principal que los une, la terminación total de embarazo y la jornada de gestación. Existen muchas discusiones acerca de ellos, con la intención de conocer cual es peor o mejor, pero no existe una respuesta exacta.

La principal diferencia se basa en la “intención” sobre el procedimiento. Un aborto inducido necesita que la madre sepa a lo que se expone, además de aceptar las consecuencias que acarrea, dando su aprobación. Por otro lado, un aborto espontáneo o involuntario representa lo contrario, un proceso desconocido por la madre, donde ella no tuvo ninguna decisión sobre si ocurrió o no.

Algo en lo que la mayoría está de acuerdo es que, el aborto espontáneo suele dejar peores secuelas psicológicas y físicas sobre la mujer que lo padece. Esto sucede porque no se encuentra preparada mental o físicamente para sobrellevar la pérdida que ocurrirá. Al contrario del inducido que otorga a la mujer la capacidad de prepararse con antelación y estar lista para cuando termine la gestación.

El aborto espontáneo suele ser visto de mejor manera que el aborto inducido. Sucede porque el aborto involuntario muestra a la madre como una víctima del destino y el azar, mientras que el inducido muestra a la mujer como el victimario que agrede la vida de un no nato. A pesar de ello, ninguno de los 2 puede ser considerado superior o inferior al otro, simplemente son 2 formas distintas que llevan al mismo resultado; la terminación de un embarazo.

Puntaje

En esta sección mostraremos lo descrito anteriormente pero en forma de puntaje, demostrando en qué destaca cada uno de los 2 tipos de abortos principales (Ver artículo sobre: Síntomas de embarazo).

Moralidad y ética:

Aborto inducido: Es visto de manera distorsionada, cambiando su forma de aceptación dependiendo del país y la cultura del mismo. Por un lado representa el derecho de la mujer a la “elección”, por otro muestra simplemente el asesinato hacia una persona que no posee la capacidad de defenderse.

Aborto espontáneo: Aceptado en prácticamente todo el mundo, pues no existe ninguna forma de evitarlo al ser un proceso sin voluntad. Aquí la madre es vista como una víctima, la cual sufre una pérdida, por lo cual obtiene una gran aceptación moral y ética, además de un gran apoyo.

Vencedor: Gana el aborto espontáneo ya que, obtiene una mayor aceptación y apoyo que el inducido.

Peligrosidad

Aborto inducido: Es uno de los procedimientos más seguros dentro del ámbito de la medicina, incluso más seguro que terminar el trabajo de parto. Al contrario, cuando este es ilegal, puede ser muy peligroso, debido a personal sin experiencia y equipos insalubres.

Aborto espontáneo: La llegada repentina de un aborto inducido es bastante peligroso, principalmente por el hecho de no poseer preparación para el mismo de manera inmediata. El peligro dependerá en gran parte por la causa que conlleve al aborto involuntario, destacando muchos los traumatismos o reacciones a fármacos.

Vencedor: Gana el aborto inducido debido a su seguridad si es legal. Incluso es superior cuando se realiza uno ilegal, ya que presentan al menos unos primeros auxilios básicos.

Traumas psicológicos

Aborto inducido: Los traumas dejados por un aborto inducido son mínimos, ya que estos son decididos con antelación y dan tiempo a la paciente de pensar con claridad acerca de la acción. Incluso con esto, algunas mujeres no se encuentran exentas, pudiendo presentar sentimientos de culpa posteriores a la práctica.

Aborto Inducido: Suelen presentar primeramente un gran shock, el cual no permitirá a la madre sentir nada acerca de la pérdida del bebé. Posteriormente entrará en las etapas del duelo; como la negación, distanciamiento, y finalmente aceptación y recuperación. Una madre jamás estará totalmente preparada para la muerte de un hijo, especialmente cuando ni siquiera lo espera.

Vencedor: Gana el aborto inducido puesto este presenta menores traumas para la madre y allegados a la pérdida. El hecho de otorgar un tiempo para reflexionar antes de realizar la acción, contribuye al proceso de recuperación según los investigadores.

Antigüedad

Aborto inducido: Se encuentra hace miles de años atrás, alrededor de los 1000 a.C. Es un acto único que apareció con el ser humano, ya que los animales no realizan ningún proceso parecido. En el pasado fue considerado inhumano y fue un acto deshonroso, pero en la actualidad la aprobación a dicha práctica ha crecido.

Aborto espontáneo: Conocido desde el comienzo de la vida. Es una respuesta biológica que muestra que existe un error en el embarazo y por ende decide expulsar cualquier tejido referente a él. Los animales sufren este problema al igual que los humanos, lo que demuestra que existe desde hace millones de años. Siempre fue visto como un suceso triste, más no culpaban a la mujer si no que, la consolaban.

Vencedor: Gana el aborto espontáneo, debido a que apareció desde hace millones de años y sigue presente en la actualidad, además que no parece que vaya a desaparecer pronto.

Aborto espontáneo y nuevo embarazo

Si llegaras a quedar embarazada, después de haber sufrido un aborto espontáneo es posible que estés pensado muchas cosas o que presentes signos de confusión y ansiedad. Aquellas mujeres que experimentaron un aborto involuntario normalmente suelen tener miedo a padecer el mismo problema, razón por la cual evitan el embarazo. A pesar de ello, no deberías tener miedo, solo tomar en cuenta que ocurrió anteriormente y si es posible evitarlo en el nuevo embarazo.

El mayor miedo de estas mujeres es que se repita la experiencia de abortar. Para suerte de ellas, estos suelen ocurrir solo una vez y aproximadamente un 30% ha tenido uno.  Por ello si tuviste un aborto todavía cabe la posibilidad de que tu siguiente tiempo de gestación sea saludable (Ver artículo sobre: fases del parto).

Al hablar de posibilidades, las mujeres suelen tener una posibilidad de 10% de que alguno de sus embarazos termina en un aborto. Dicha cifra aumenta si se toma en cuenta cuántos abortos han sucedido, aumentando a 14% si ya existía 1. El riesgo vuelve a crecer si ya hay 2 abortos espontáneo alcanzando el 26%. Finalmente aquellas mujeres que padezcan 3 o más abortos espontáneos; serán catalogadas como recurrentes lo cual deja posibilidades alrededor de los 28% al 30%.

¿Qué medidas se pueden tomar?

En el caso de que posee 2 o más abortos espontáneo de manera seguida es recomendado buscar ayuda. Lo mejor sería hablar con la persona que sea su médico y explicarle el problema. Este debería encargarle realizar unas pruebas determinadas para conocer si existe alguna patología que este causando los abortos, además de saber si será posible algún embarazo sano.

  • Análisis de sangre: Es una evaluación que se da casi de manera genérica en estos casos. La principal función es ayudar a detectar cualquier problema con las hormonas o el sistema inmunitario de la paciente.
  • Estudios cromosómicos: Si por alguna razón el primero falla, se realizará otro análisis de sangre tuyo y sobre tu pareja. Dicho examen estará destinado a conocer cuales cromosomas en su organismo pueden acarrear en un aborto espontáneo. Suele pedirse como un “extra” alguna parte del tejido que fue abortado, con la idea de comparar los cromosomas del feto/embrion con el de los padres.

Aborto Espontáneo

Esperamos que el artículo haya sido de su agrado.