Los alimentos que combaten la ansiedad son verdaderos aliados para ayudar a tratar este mal. La ansiedad es una realidad de la vida moderna y los latinos están entre los que más la sufren.

¿Pero cómo actúan en el cuerpo los alimentos que combaten la ansiedad? Aunque no es la causa principal, existe una relación directa entre la ansiedad y lo que comemos algunos alimentos pueden actuar en el cuerpo aumentando el estrés.

Sin embargo, aunque no existe un alimento mágico que pueda «curar» o «tratar» la ansiedad, hay algunos cambios que podemos hacer en nuestras elecciones de alimentos diarias que ayudan a aliviar algunos síntomas.

Alimentos para combatir la ansiedad

Vea algunos alimentos que combaten la ansiedad para ponerlos en tu dieta:

·        Cítricos

La vitamina C presente en estas frutas disminuye el cortisol que estaba directamente involucrado en la respuesta al estrés. Además, su consumo favorece el buen funcionamiento del sistema nervioso y aumenta la sensación de bienestar.

·        Leche

Es una gran fuente de triptófano, un aminoácido que alivia los síntomas de la ansiedad. Esta sustancia también aumenta la producción de serotonina, la hormona de la felicidad.

·        Carne y pescado

Son la mejor fuente natural de triptófano. Además, tienen otro aminoácido llamado taurina. Esta sustancia aumenta la disponibilidad de un neurotransmisor: el GABA. El cuerpo utiliza este neurotransmisor para controlar fisiológicamente la ansiedad.

·        Chocolate amargo

Es rico en flavonoides, que son antioxidantes que promueven la producción de serotonina, el neurotransmisor que promueve la sensación de bienestar y mejora el estado de ánimo.

·        Aguacate

Esta nutritiva fruta está compuesta por vitamina B6 y magnesio, una combinación que puede ayudar en la producción de serotonina, proporcionando la sensación de bienestar. Por lo tanto, está entre los alimentos que combaten la ansiedad.

Añadir rodajas de aguacate a las tortillas, ensaladas e incluso batidos también le ayudará a obtener más fibra y grasa saludables en su dieta.

·        Cereales

Los frijoles, lentejas y garbanzos proporcionan antioxidantes, vitamina B6 y magnesio. Debido a que son ricas en proteínas, pueden sustituir a la carne roja en algunas comidas.

·        Yogur griego

Proporciona minerales esenciales que pueden ayudar con los síntomas del estrés y estabilizar el estado de ánimo. Busque versiones simples, sin azúcar, para comer en el desayuno, en los bocadillos o para usarlas como salsa.

·        Semillas de calabaza

Una porción de 30 gramos de esta semilla proporciona casi el 20% del valor diario recomendado de magnesio. Espolvoree estas semillas en sus comidas o bocadillos para aumentar el consumo de este nutriente.

¿Cuál es la diferencia entre estar ansioso y tener ansiedad?

La ansiedad es una respuesta humana natural a situaciones que la mente considera peligrosas. Puede ser un reto en el trabajo, una decisión importante que hay que tomar, compromisos, proyectos de ley a ganar, cambios e incluso un gran viaje.

En estos momentos de intensa preocupación, entra en juego un mecanismo de defensa que prepara al cuerpo para huir o enfrentarse a la amenaza. Se produce así una lucha interna, cuyo efecto se siente como ansiedad por diversos signos físicos, como el aumento de los ritmos cardíacos y respiratorios, por ejemplo. La ansiedad, en este sentido, es lo que también podemos llamar angustia.

Presentar esta sensación es común y saludable, porque a pesar de las molestias, no nos impide afrontar los retos y los síntomas desaparecen rápidamente. Sentir ansiedad es inevitable. Lo que se considera más preocupante es cuando el estado de ansiedad se paraliza y la angustia se intensifica hasta el punto de que la persona siente que no se está dando cuenta, exigiendo mucha energía para mantenerse emocionalmente estable. 

Es entonces cuando la ansiedad puede volverse más grave y convertirse en un trastorno, conocido como trastorno de ansiedad.

Cómo controlar la ansiedad

El asesoramiento psicológico es la mejor manera de tratar el trastorno de ansiedad. Las sesiones de psicoterapia ayudan a identificar el origen del problema y las formas de manejarlo en una situación de tendencia sintomática.

Generalmente, la terapia no es una solución rápida. Pueden pasar algunos meses antes de que empiece a darse cuenta de los beneficios de las sesiones, pero pueden durar mucho más tiempo. También existe la prescripción de antidepresivos y ansiolíticos, también recomendados por un profesional psicólogo o psiquiatra.

También puede interferir con el patrón que lleva a la ansiedad con algunas actitudes simples. Analiza las siguientes actitudes o habitos y aprende como combatir correctamente la ansiedad combinado estas actitudes y los alimentos que hemos recomendado:

·        Analice las situaciones que le causan ansiedad

Es el primer paso para comprender cuándo la ansiedad puede apoderarse de tu interior.

·        Reducir las posibilidades de que la ansiedad se manifieste

Uno de ellos es dejar el smartphone un poco a un lado. Un estudio de la Universidad Estatal de San Francisco, en Estados Unidos, señaló que quienes utilizan mucho las redes sociales como Instagram se sienten más deprimidos, ya que las interacciones personales han sido reemplazadas por las virtuales. ¿Conoces esa sensación de que te pierdes algo si dejas de acceder a Internet? Esto causa inseguridad y ansiedad porque te sientes excluido, aunque no esté pasando nada nuevo. Así que limite el uso de su smartphone y comprenda cómo disminuirán los episodios de ansiedad reduciendo el uso de esta tecnologia.

·        Practicar la meditación

Una revisión de estudios en la Universidad Johns Hopkins en los Estados Unidos evaluó que la meditación puede ayudar en casos de ansiedad, depresión y dolor. Hay varias líneas de meditación, pero todas con el mismo propósito: la conexión con uno mismo y el momento presente.

Reserve de cinco a diez minutos de su día, preferiblemente por la mañana, para estar tranquilo y observar su respiración y su cuerpo. Si no sabes por dónde empezar, hay varias aplicaciones con programas de meditación que te ayudan a establecer este hábito. Intenta hacerlo hoy aunque sea por 5 minutos para empezar.

·        Hacer algún tipo de actividad física

 El movimiento sigue siendo el mejor aliado del bienestar. El ejercicio estimula la producción de hormonas que mejoran el humor y el estado de ánimo. Yoga, Pilates, caminar, correr o cualquier otro deporte que te dé placer y la sensación de descargar la tensión son más que necesarios, además de compartir con compañeros ya sea en el gym o lugar donde decidas realizar la actividad te ayudara de forma positiva a combatir la ansiedad.

·        Tómese un tiempo para hacer las cosas que le gustan

Pasa tiempo con amigos, familia, lee un libro, juega a videojuegos. Haga una lista de los momentos que traen paz, tranquilidad y satisfacción y póngalos en práctica.

·        Respira

Apenas prestamos atención a nuestra respiración. Así que en situaciones de ansiedad, deje todo lo que esté haciendo y respire profundamente durante unos minutos. La respiración nos conecta con el momento presente y ayuda a calmar el estado de ánimo.

·        Toma menos café

La cafeína tiene muchos puntos positivos. Según estudios de la Facultad de Medicina de Harvard en Estados Unidos, la sustancia es buena para el corazón, ayuda a prevenir la enfermedad de Alzheimer y combate la diabetes al reducir los niveles de azúcar en la sangre. Aún así, la principal sustancia del café sigue siendo un estimulante y, por lo tanto, debe evitarse en los días de mayor preocupación. Y no vale la pena sustituir la bebida por refrescos, té negro o chocolate, que también contienen cafeína. Prefiera el té verde o un buen batido de frutas y algarrobas.

·        Dormir más

 Después de todo, la falta de sueño está directamente relacionada con niveles más altos de ansiedad. Así que acuéstese temprano, tal vez después de meditar, apague todas las luces y deje sus problemas bien lejos de su almohada.